Alcohol y drogas, enemigos del rendimiento sexual27 abril, 2015

adicciones adolescentes

En ocasiones se escucha hablar de las bondades del alcohol o determinadas drogas para obtener un sexo más agradable e intenso. No es nada raro escuchar que la experiencia sexual bajo el efecto de estas sustancias es extremadamente fuerte y se necesita cierta dosis de ellas para ser brillante en la cama. Esto, como tantas otras cosas, son mitos infundados y la amarga realidad es muy distitna.

El efecto que tienen estas drogas puede hacer creer que se rinde más en el ámbito sexual. Quizá, como en el caso de la marihuana, corra la voz de que se vive de una manera más intensa con la pareja, o que se diga que la cocaína potencia la virilidad o la sensibilidad e intensifica las sensaciones. Esto, como decimos, es solo la punta del iceberg, ya que en un principio puede parecer que ocurre esto, pero realmente, son solo los efectos de las drogas en el cerebro.

El consumo de drogas y alcohol tiene otros efectos, realmente dañinos, que afectan a quien toma estas sustancias y que en realidad actúan contra su salud y sí, afectan también a la salud sexual. Los componentes químicos de las drogas y el alcohol atacan los centros nerviosos, por lo que dificultan la normal conexión entre neuronas y en consecuencia, causan serios problemas en el cerebro.

Y si tenemos en cuenta que todos los órganos del cuerpo actúan bajo las órdenes del cerebro, vamos a encontrar que realmente puede suponer un serio inconveniente para mantener relaciones sexuales normales y plenas. En el caso del alcohol, en un primer estadio produce una sensación de euforia y autoconfianza que podrían favorecer las relaciones, pero al cabo de un momento, provoca un estado de depresión y falta de deseo sexual.

En el caso de la cocaína, esta sensación es similar. Puede ser una sensación de energía, pero al final, ambas sustancias son depresivas y pueden provocar una pérdida de la erección en el caso de ellos y molestias y sequedad en ellas. En ambos géneros, ayudan a bajar la libido, por lo que las relaciones sexuales se ven afectadas de manera preocupante.

Para mantener una vida sexual sana, agradable y totalmente satisfactoria, es mejor dejar que la naturaleza siga su curso y no utilizar drogas ni alcohol para mantener relaciones.

Entradas relacionadas

Deja un comentario