Dejar de comer para beber más, un trastorno de la alimentación que cada vez va a más29 mayo, 2015

alcoholexia

Las dietas “milagro” se han convertido en un mantra que utilizan miles de adolescentes en todo el mundo y ahora llega un tipo de dieta que se ha convertido en un trastorno alimentario que está provocando no pocos problemas para las personas más jóvenes.  Se trata de algo que en España se ha llamado alcoholexia y que provoca serias consecuencias en el organismo de quien lo padece.

Se trata de un transtorno que consiste en que las personas que lo padecen dejan de comer con normalidad para poder beber después y no acumular las calorías del alcohol que se consumen. De esta manera, beben sin control durante horas y perciben que pierden peso, gracias a cambiar los alimentos por la ingesta de alcohol.

Por desgracia, este comportamiento hace que el cuerpo comience a experimentar falta de alimentos, que se traduce en una falta de proteínas, vitaminas y todo lo que permite al organismo funcionar con normalidad. La falta de alimento provoca una alteración seria en el metabolismo y al igual que ocurre en otros trastornos alimenticios, comienza a notarse una pérdida de peso y el efecto de la modificación de los hábitos de alimentación.

Además, el efecto del alcohol se potencia y sus efectos dañinos también. Al no contar con las calorías ofrecidas por la comida, el metabolismo no gestiona correctamente la absorción del alcohol, la realiza más rápidamente y entra antes y en más cantidad en la sangre.

Hace falta incidir en la necesidad de comer en la medida justa y teniendo en cuenta que no se trata de ningún capricho, sino de algo necesario para vivir con salud y energía. Ninguna de estas dietas sirve para nada y es de vital importancia recordar que el alcohol provoca daños en el organismo, en ocasiones totalmente irreparables.

El consumo de alcohol no ayuda a mejorar el estado de salud de nadie y esta enfermedad puede venir unida a otros trastornos de la alimentación como la bulimia y causar problemas tan serios como la anemia.

 

 

Entradas relacionadas

    1 comentario

Deja un comentario