Dejar los porros, algo que se puede hacer18 marzo, 2015

marihuana_adolescentes

Normalmente es en la adolescencia cuando se comienza a entrar en el círculo de la adicción al cannabis. La rebeldía propia de la edad provoca que se atrevan a probar esta sustancia, por lo que se produce con frecuencia que la edad de acceso a esta adicción se reduzca considerablemente.

Pero muchas veces, se pueden detectar los síntomas propios de esta adicción y es fácil comenzar a trabajar con el joven para conseguir que se interrumpa este consumo y se eviten los problemas que vienen cuando se está atrapado en el consumo de cannabis a largo plazo.

Ante la existencia de estos síntomas es conveniente hablar con el joven, ofreciéndole toda la información que existe a su disposición para mostrarle las consecuencias de este consumo. Además, se ha de mostrar al consumidor lo que puede llegar a suceder cuando se comienza este consumo y que es una puerta a la utilización de otras sustancias que pueden arrastrarle a otras adicciones.

Una de las grandes dudas es cómo afrontar esta adicción, ya que a nivel social se considera que es normal y hasta beneficioso fumar cannabis en sus distintas formas. Tras ofrecer la información es importante que el adicto asimile que realmente esta sustancia es realmente tóxica y tiene serias consecuencias en el organismo. No es fácil romper todos los mitos que existen sobre este consumo, así que hay que tener paciencia y comenzar a actuar lo antes posible.

La incorporación de un profesional que conozca esta problemática puede ofrecer al afectado una visión exterior que le permita saber qué ocurre con su organismo cuando consume la sustancia a la que comienza a ser adicto. Es importante separarlo de la fuente de esa adicción, que suele estar relacionada con las amistades que llegan sobre todo tras la incorporación a la educación secundaria, en los institutos donde conviven con adolescentes de más edad.

Partiendo de esta premisa, se puede llegar a apartar al joven del origen de la adicción y permitir que recupere la salud alejándose de ella.

Imagen | Flickr

Entradas relacionadas

Deja un comentario