Drogas naturales, tan peligrosas como las de diseño19 septiembre, 2016

cannabis

Lo “natural” está de moda. Es más sano, es más práctico, tiene un mayor efecto en nuestro cuerpo, pero sin los molestos efectos secundarios que tienen los fármacos y las drogas artificiales, los que salen de un laboratorio. La marihuana no es dañina, porque es natural. Las setas alucinógenas son menos dañinas porque son naturales. El tabaco recolectado en casa y secado no tiene tanta “química” como el procesado en la industria, porque es natural.

Y todo ello, claro, es falso.

Lo “natural” es todo. Todo está compuesto por sustancias químicas, que actúan en consecuencia de su propia composición y tienen unos efectos concretos. Algunos cambian según las personas y causan unos efectos u otros. Las dosis son importantes, y quizá una planta en concreto no tiene la suficiente cantidad de un determinado principio activo y por ello no crea el efecto que se busca.

O los efectos secundarios que tanto se temen. Pero esas mismas sustancias están ahí, y quien quiere obtener un efecto concreto de un elemento, busca la dosis necesaria y es ahí donde está el riesgo.

Una planta puede ser tan peligrosa como una pastilla, aunque no se haya procesado. Los mismos productos químicos que están presentes en las drogas procesadas, están también en la naturaleza.

En el caso de medicinas y tratamientos médicos, es importante tener en cuenta las dosis adecuadas. Lo que es bueno para unas personas, puede resultar excesivo para otras.  Lo “natural” es tan peligroso como lo “artificial”, o quizá incluso más.

No hay que presuponer que una sustancia tomada directamente desde su fuente, una planta, un mineral o cualquier otra cosa, es menos dañina. El compuesto químico es exactamente igual y provoca los mismos efectos, así que los resultados serán similares. Y esto, sin tener en cuenta que no existe una medición exacta y que se puede sobrepasar la dosis que no suponga riesgo, con todo lo que supone esto.

Lo “natural” no es más seguro y además, no se puede medir sus efectos, por lo que no, no es aconsejable tomar drogas ni sustancias peligrosas sin control, por muy “natural” que parezca.

Nunca.

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario