El alcohol y algunas de sus más graves consecuencias10 abril, 2015

adiccion al alcohol

Estamos acostumbrados al consumo del alcohol. Esta sustancia que tenemos como compañera de numerosos eventos sociales y ocasiones especiales parece ser inocua si no se tiene una costumbre de consumo habitual y continua. Aunque son estas las situaciones en las que más se perciben sus efectos, estos efectos están igualmente ahí, actuando y haciendo que el organismo se resienta.

Sabemos que este consumo escaso pero continuado es grave, ya que va actuando silenciosamente, sin situaciones explosivas y espectaculares. Aún y en pequeñas cantidades, los efectos del alcohol son acumulativos y van provocando serios problemas tanto en los órganos internos como en el comportamiento de la persona que lo consume.

En el caso del consumo abusivo, en el que se realizan grandes ingestas en muy poco tiempo, percibimos su gravedad a causa de la embriaguez que se produce. En algunos casos, esta embriaguez puede llevar hasta la entrada en coma del consumidor y en otros, incluso a la muerte. No es algo a tomarse en broma, aunque pueda hacer mucha gracia y algunas personas lo consideren un mérito, inexplicablemente.

Una de las consecuencias de la toma de alcohol de manera continuada en el tiempo es una falta de vitamina A (Tiamina). Esta sustancia es responsable de mantener los procesos de memoria y otras funciones del cerebro. Por este motivo, los consumidores de alcohol a largo plazo tienen serios problemas de percepción y tienen dificultades para crear recuerdos nuevos.

Esta falta de recuerdos y dificultad para ejercitar la memoria puede llegar a causar inquietud y descoordinación motora e incluso alucinaciones, tanto visuales como auditivas.

Los efectos del consumo de alcohol también tienen consecuencias indirectas. El motivo es que los adictos al alcohol, que pueden tener además otro tipo de adicciones, se suelen abandonar. No se alimentan correctamente y pueden tener serios problemas en los órganos internos, como el hígado o el corazón.

Hay que evitar el consumo de alcohol, ya que existen muchas alternativas para disfrutar igualmente de una copa, sin que se tenga que degustar una bebida con graduación alcohólica y que resultan tan atractivas como estas otras.

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario