El botellón, una entrada al mundo de las adicciones26 septiembre, 2016

botellon

 

Si vives en una gran ciudad, lo habrás podido comprobar. Si vives en una ciudad pequeña o incluso en un pueblo, también es posible que lo conozcas. Lugares donde se juntan varias decenas de jóvenes para “disfrutar” del consumo de alcohol y otras sustancias en un lugar común para todos ellos.

Normalmente esto ocurre en los fines de semana o antes de una gran fiesta, cuando  al día siguente no hay que madrugar ni los participantes tiene obligaciones. O más bien, no les importa faltar a ellas.

Los botellones son la entrada al mundo de las adicciones para muchos jóvenes

 

Uno de los grandes problemas que existen en los botellones es la edad de los participantes, la mayoría de ellos muy jóvenes. Muchos no han tenido todavía contacto con el alcohol y el resto de sustancias que se consumen en estas reuniones. Y es en este contexto cuando comienzan a beber, fumar y consumir.

La irreal manera en que se comienza a experimentar con estas sustancias provoca que no perciban con exactitud cómo funcionan y hace que sea complicado que vean el peligro que tienen estas actitudes.

De hecho, es normal que en estas reuniones se produzcan comas etílicos, con personas muy jóvenes teniendo que ser atendidas por los servicios de emergencia. Con su presencia en estos actos, que deberían estar controlados y en los que no se debería permitir que se consumiera alcohol de una manera incontrolada, se introducen en este mundo tan peligroso, que puede llevarles no solo a sufrir serias consecuencias inmediatas, sino a quedar atrapados en el mundo de la adicción.

¿Qué mueve a los jóvenes a comenzar con estas actitudes, acudiendo a reuniones donde el consumo alcohol y otras sustancias tóxicas? Hay varias causas, entre ellas, y no poco importante, es la sensación de pertenencia a un grupo, imitando los actos de la mayoría. Una manera de tener controlados a los menores, evitar que se acerquen a estos lugares y se produzcan este tipo de situaciones es hablar con ellos, hacerles entender que el alcohol no es lo que piensan y que produce serias consecuencias a corto y largo plazo.

Entradas relacionadas

Deja un comentario