¿Es caro un tratamiento de desintoxicación privado?27 abril, 2016

tratamiento de desintoxcicación

Esta es una de las preguntas que se puede hacer cualquier persona ante la necesidad de comenzar un tratamiento de desintoxicación en una clínica privada. El coste de un tratamiento de desintoxicación en una clínica privada no es, desde luego, económico. La calidad del servicio hace que siempre haya una atención personalizada hacia cada paciente.

Los tratamientos de realizan con un control completo, por lo que no se deja solo nunca al paciente y se está siempre atento a sus necesidades. Un grupo de profesionales vela por su salud y se trabaja de forma continua en mantener la disciplina que es fundamental para conseguir que el tratamiento funcione realmente y se consigan cambiar los hábitos de comportamiento del enfermo.

El coste de un tratamiento en una clínica de desintoxicación privado no es económico, pero resulta mucho más barato que continuar con la adicción, por muchos motivos.

 

Pero que este tratamiento cueste una cantidad alta de dinero, no quiere decir que sea caro. Estamos hablando de un problema muy serio que afecta a la salud del paciente, fundamentalmente, pero también tiene una serie de cargas bastante importantes para él y para su familia.

La adicción provoca que se gasten muchos miles de euros en las sustancias a las que se es adicto. Las dosis continuas, que realmente van a más y hacen que el gasto aumente progresivamente es solo la parte más visible del coste de la adicción.

A este despilfarro de dinero hay que unir el coste social y familiar que se provoca siendo adicto a una sustancia tóxica. El distanciamiento con la familia es algo más grave de lo que se puede pensar y provoca desapego, soledad y un mayor riesgo de sufrir serios problemas sociales.

En cuanto a la vida social, el adicto también se retira del círculo de amigos y se aisla, buscando solo el uso de la sustancia tóxica. El trabajo también se puede ver afectado y no es raro que los adictos acaben sin trabajo y no puedan conseguir otro, debido a su problema.

Así que, aunque parezca una cantidad muy elevada, los costes reales de la adicción son muy superiores y pueden acabar resultando excesivamente altos, no solo en dinero, sino también poniendo en serios problemas físicos, económicos y psicológicos al adicto.

Entradas relacionadas

Deja un comentario