Famosos y drogas: no todos acaban mal y ayudan a jóvenes adictos27 mayo, 2015

tiempo-para-dejar-adiccion

Cuando una persona entra en el mundo del espectacúlo, de la música o del deporte de élite, no es nada raro que se acabe consumiendo algún tipo de droga. Siendo malos, vamos a pensar a que las drogas que toman son lúdicas, pero también se produce un consumo relacionado con drogas legales, de las que se facilitan con una receta del médico y que ayudan a soportar la tensión que se experimenta siendo de la élite.

La mayoría de las grandes estrellas han caído en este triste mundo que ha acabado pasándoles factura. La adicción, bien sea al alcohol, a las drogas o a las benzodiacepinas, acaba estando presente en su trabajo y este se resiente considerablemente.  Tanto, que el famoso en cuestión puede caer en desgracia y acabar siendo olvidado para el público y lo peor, por los empleadores.

Por suerte, alguno de ellos consigue superar esa terrible prueba y tras muchos sufrimientos y tratamientos especializados, consigue rehacerse y volver a retomar su vida. Posiblemente, no será de la misma manera que lo fue antes de pasar por la adicción. El consumo pasa factura y no solo estropea la vida del adicto, sino que también perjudica, y mucho, el cuerpo.

Alguna de estas antiguas estrellas mediáticas, deportivas o sociales consiguen no solo retomar una vida prolífica y satisfactoria, sino que además se vuelca ayudando a personas que pueden tener problemas en este aspecto. El más popular en nuestro país, gracias a su programa de televisión, es Pedro García Aguado, antiguo medallista olímpico con la selección nacional de waterpolo.

Una carrera deportiva impecable, repleta de éxitos y de triunfos que se vio empañada por la presencia de las drogas y una actitud autodestructiva que destruyó todo por lo que había luchado durante toda su vida. Pero aunque este es un personaje medíático, hay muchas más personas que han pasado por algo similar, así que conviene escuchar lo que tienen que decir y saber qué puede esperar si se opta por una vida cercana a las drogas. La experiencia siempre puede ser un buen argumento para evitar la adicción y las conductas que van parejas al consumo de las drogas.

Entradas relacionadas

Deja un comentario