La crisis aumenta el consumo de alcohol y drogas27 junio, 2016

crisis y drogas

 

El descontento, la decepción, la pérdida de trabajo y todo lo que conlleva la situación de crisis económica lleva hasta una situación en la que el abandono de uno mismo es, no inevitable, claro, pero sí muy sencillo.

La falta de expectativas y esperanza crea el momento en que muchas personas se consideran fracasadas, sin posibilidad de salir de un agujero anímico que no existía antes en su vida y que se han encontrado de repente.

Este tipo de sentimientos y sensaciones, causa la sensación de que la vida ha dejado de tener sentido y ese sentido se intenta encontrar con el consumo de alcohol e incluso de drogas, que anestesian a la mente y evitan que tenga que pensar  y se deje llevar sin oponer resistencia.

 

La sensación que provoca la pérdida de trabajo e incluso la falta de expectativas lleva hasta el consumo de alcohol y drogas

 

El problema se acrecenta cuando se tiene una familia. La desesperación por ver cómo se reducen drásticamente los ingresos y los más débiles son los que corren un riesgo mayor de quedarse desprotegidos, hace que aparezca el alcohol como una válvula de escape.

El consumo puede dispararse y se entra en la dinámica de la adicción. A mayor consumo se sufre una mayor dependencia y una merma de la capacidad de decisión, algo que es fundamental para conseguir avanzar en una situación tan compleja como esta.

La adicción al alcohol, que es la sustancia adictiva más común en estos casos donde no hay unos ingresos adecuados y que resulta más económica de conseguir, consigue empeorar la situación.

La adicción al alcohol puede hacer que se pierdan oportunidades de mejorar, trabajos que pueden sacar a la familia de la desesperación, perder ocasiones para que los hijos estén bien atendidos y protegidos. Es normal sentirse abatido y que la desesperación haga dar un paso equivocado, pero hay que pensar siempre en el resto de personas a nuestro alrededor y no dejarse llevar por la situación, permitiendo que se pueda superar el problema y continuar viviendo con dignidad, esperanza y fuerza.

Entradas relacionadas

Deja un comentario