La negación, un problema que se puede resolver con motivación6 marzo, 2015

adiccion y negacion

Cuando se detecta un problema de adicción en una persona cercana, se suele comenzar a actuar para conseguir que deje de consumir y se ponga a disposición de un equipo profesional para conseguir alejarle de las sustancias que provocan esa adicción y el comportamiento que le aleja, cada vez más, de la familia y los amigos.  Pero puede ocurrir que esa persona se niegue a aceptar cualquier tipo de tratamiento. Es más, puede incluso no percibir el problema y negar que lo tiene.

Ante la negativa a reconocer la adicción, la familia ha de mantener la tranquilidad y comenzar a actuar sin perder la calma. El enfermo tardará en aceptar que sufre una adicción y puede que incluso se aísle todavía más y sea más complicado actuar para ayudarle. Si, en cambio, reconoce su adicción, puede pensar que puede vencerla él solo. Esta etapa, que suele estar representada por la frase “yo solo puedo”.

Obviamente, es muy difícil que una persona adicta pueda salir por sí misma de la enfermedad. Se necesita no solo una gran fuerza de voluntad, sino también el apoyo de un equipo especializado que pueda encauzar el problema y ayudar al enfermo a solucionarlo.

Para conseguir sortear este problema, el equipo actuará en coordinación con la familia y el resto de círculo más cercano al enfermo para romper la reticencia a reconocer la enfermedad. Con una serie de acciones destinadas a motivar al adicto, los familiares y las personas del equipo pueden conseguir que sea el propio enfermo el que ingrese de buen grado y voluntariamente en el centro de desintoxicación.

Una vez motivado, el paciente se integrará en el Centro de Desintoxicación, haciendo que el tratamiento sea más eficaz, ya que lo aceptará voluntariamente. La motivación hará que sea él mismo el que se involucre y las posibilidades de dejar la adicción aumenten.

Imagen | Felix M – Flickr

Entradas relacionadas

Deja un comentario