La percepción de la sociedad sobre las drogas9 abril, 2015

niño-fumando

La sociedad ha ido evolucionando a lo largo de los años. En nuestros días está aceptada la idea de que la droga está a nuestro alrededor y que es muy común. Incluso se puede pensar que es muy aceptada y que se tolera su consumo, al menos en determinadas circunstancias. La realidad, al menos, oficialmente, parece ser muy distinta.

En los estudios realizados por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, se documenta que la sociedad está muy alerta sobre el consumo de drogas y más si se piensa en el consumo de estas sustancias por parte de menores. De las encuestas realizadas por esta institución se desprende que hay una preocupación por la presencia de estas sustancias a nuestro alrededor.

Un porcentaje muy alto de personas entrevistadas piensan que es un tema con el que hay que ir con cuidado. Estas personas son las que opinan, en un porcentaje superior a un 70%, que hay que erradicar la droga, que sin ella viviríamos mejor y que hay que evitar que los menores entren en contacto con ella.

Pero a nivel de calle esta preocupación se convierte en todo lo contrario. Desde siempre, el paso de la niñez a la edad adulta se ha celebrado con una de ritos sociales en los que el alcohol, el consumo de tabaco e incluso de otras sustancias se percibe como algo necesario. Es la señal de que “ya no se es un niño”.

El consumo de alcohol, aunque no se permite en el día a día, se ve con más tolerancia si hay unas fiestas populares de por medio. En estas circunstancias hasta se premian comportamientos que en otro momento se verían como dañinos y completamente ilógicos. Sobre el consumo de otras drogas, solo hay que recordar la costumbre de facilitar cigarrillos a los niños en las bodas,  e incluso en comuniones “para celebrarlo”.

Aunque en estas entrevistas se registra una opinión negativa respecto a las drogas, en la realidad se da una actitud contraria, como si no se creyera que este tipo de consumo es perjudicial. Hay que tener en cuenta que los efectos nocivos de las drogas lo son independientemente de la frecuencia y la cantidad del consumo, así que se debería evitar cualquier contacto con ellas. Sobre todo, si se trata de adolescentes, ya que el daño que causa en su cuerpo, todavía en formación, es mucho mayor.

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario