Lance Armstrong, el héroe caído8 agosto, 2016

lance armstrong

La vida de Lance Armstrong ha sido una historia de superación, la de un deportista de élite que consiguió superar siete veces la prueba ciclista más exigente del mundo y la más dura, el Tour de Francia. En el año 1996 se le diagnosticó un cáncer de testículo, que provocó que tuviera que retirarse del mundo del ciclismo, en el que participaba desde que, tras ser nadador infantil, se apuntó a un triatlón.

Esta prueba, que es bastante exigente, fue determinante para que pasara al mundo del ciclismo y comenzara una prometedora carrera. Ganó varias pruebas nacionales y pronto llamó la atención de equipos internacionales. Con el equipo Motorola llegó a participar en pruebas europeas y a comenzar a destacar en la participación de carreras.

Pero en el año 1996, en pleno auge de su carrera comenzó a perder fuerza en las competiciones y se le diagnosticó la enfermedad. Durante dos años, luchó contra ella y finalmente consiguió superarla. Volvió al mundo de la competición profesional y con el equipo US Postal volvió a participar en las pruebas europeas.

Al final, consiguió levantar el trofeo del Tour de Francia en siete ocasiones y tras ese último éxito se retiró. Todo el mundo admiraba a este héroe que había vencido al cáncer y que se había confirmado como uno de los mejores ciclistas del mundo.

Pero el palo para el deportista llegó después, cuando la Agencia Estadounidense Anti-Dopaje le acusó de consumir sustancias de este tipo. El calvario del ciclista se vio aumentado por la aparición de un libro que aseguraba que tanto él como otros miembros del equipo Motorola se habían inyectado EPO y otras sustancias para mejorar sus marcas.

Al final , fue el mismo deportista quien reconoció el consumo y en consecuencia, el descrédito fue mayúsculo. La percepción del gran deportista cayó hasta el repudio del mundo deportivo y de las personas que lo consideraban un héroe de nuestros tiempos.

Como suele ocurrir, la presencia de drogas en la carrera de un deportista con grandes méritos y que realmente tenía talento, fuerza y determinación, fue la causa de que perdiera todo el respeto de sus compañeros y sus seguidores.

Aunque se puede tachar a alguno de sus compañeros de hipócritas, porque también sus nombres figuran en este tipo de listas, es cierto que ha estropeado su carrera, manchado su nombre y seguramente, provocado serias secuelas en su organismo por el consumo de este tipo de sustancias. Es mejor quedar entre el montón, con esfuerzo, determinación, entrenamiento y una buena alimentación, que llegar el primero con drogas y al final, perderlo todo, triunfos y respeto.

 

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario