Las adicciones, un mundo oscuro del que hay salida.23 enero, 2015

Las adicciones

La sociedad actual nos motiva y nos ofrece muchos estímulos para ir siempre adelante y con la positividad como bandera. Pero también esconde muchas trampas por el camino que hace que nos veamos atrapados en una espiral de adicciones que pueden hacernos la vida mucho más complicada y oscura.
Al principio pueden ser pequeños “empujones”. La adolescencia nos hace encontrar placeres que estaban fuera del alcance del mundo infantil y comienza un camino plagado de oportunidades para dejarse llevar.
Se comienza descubriendo el alcohol, el tabaco y la propia sociedad te marca el camino que podría no ser una cosa que parezca importante, si no fuera porque esto trae graves consecuencias a lo largo de la vida.
Los primeros contactos con el alcohol y el tabaco no son cosas que gustan. Todos podemos recordar esas primeras copas, acompañadas o no por un cigarrillo. Es la presión social la que nos impulsa a continuar con el consumo, adaptando nuestra vida a la necesidad de consumir cada vez más.
De hecho, las sustancias presentes en estos productos inducen al consumo, haciendo que el cuerpo los reconozca y asocie con una sensación de bienestar y libertad su ingesta o consumo.
Las relaciones sociales también influyen en la necesidad de adentrarnos en el consumo de estas sustancias. Compartir tardes de amigos junto a unas cervezas puede sonar muy agradable, pero representa un peligro mucho mayor de lo que sospechamos.
El efecto del alcohol puede notarse cuando se toman varias cervezas, pero hay otros efectos que no se notan y que también resultan perjudiciales. El efecto en el organismo es nefasto y se ha de evitar completamente. El alcohol y el tabaco no reportan beneficios al cuerpo y sí muchos problemas.
Por ello, es mejor alejarse de este consumo, informarse bien de sus efectos y comenzar a tomar un camino mucho más saludable y positivo. No hace falta beber alcohol para disfrutar de la vida ni perderla de vista entre nubes de humo.
Vive la vida sin alcohol ni tabaco y verás como tu organismo mejora sin demora y consigues una salud de hierro y mejora tu autoestima.

Entradas relacionadas

Deja un comentario