Los famosos que reconocen tomar drogas: la otra cara del glamour11 mayo, 2015

Science Channel

No hace falta buscar demasiado en la prensa para encontrar algún stitular que nos anuncia que algún famoso es un consumidor habitual de drogas y que alaba su uso. También abogan por su legalización y su consumo libre, sin el riesgo de ser señalados como delincuentes o parias sociales. Y todo eso está muy bien, y casa perfectamente con el perfil de un adicto, que no es capaz de percibir el daño que causa en él mismo el consumo de estas sustancias.

Estos personajes públicos apoyan la creación de plataformas legales en las que sea posible la producción y comercialización reglada y controlada de sustancias como el cannabis, posiblemente la droga ilegal más consumida del mundo. El último de ellos ha sido Morgan Freeman, un gran actor estadounidense que se declara consumidor desde hace décadas y que asegura que le ayuda a frenar el dolor de alguna dolencia que le afecta.

Partiendo de la base de que esa dolencia a la que se refiere no es algo que esté en su vida desde hace década, esto es una mera excusa para justificar la adicción. Freeman olvida comentar una tortuosa vida, en la que las drogas han tenido una parte importante y que le han traído no pocos problemas a lo largo de su trayectoria. Nadie puede dudar de su talento y del excelente trabajo que realiza en cada uno de sus papeles, pero desde luego, su vida personal es muy diferente.

Es el mismo caso de otros grandes astros de Hollywood, que han tenido el consumo de drogas y alcohol como bandera. En sus vidas ha sido un referente y aunque los éxitos les han acompañado en la mayor parte de su trayectoria, sus vidas privadas han sido un completo desastre que les han llevado a caer en momentos muy delicados.

Los titulares de los periódicos sirven para vender periódicos y suelen contar lo que los lectores quieren leer, sin entrar en detalles. Por este motivo, no hay que hacer demasiado caso y buscar la historia real en el texto que los acompaña. La vida de estas personas, aunque sean famosas, no se diferencian de la de otras personas  que han caído en los mismos problemas y que reciben tratamiento en centros de desintoxicación. Centros, que, por cierto, estos personajes han visitado en numerosas ocasiones.

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario