Sexo, drogas y Rock’n’Roll, una mentira que ha sesgado demasiadas vidas12 abril, 2016

sexo, drogas y r&r

Siempre se suele asociar el consumo de drogas con un estilo de vida muy concreto. La imagen icónica de los grandes cantantes internacionales sumidos en un desenfrenado modo de vida que tiene al alcohol y las drogas como motor ha sido el detonante para que muchos jóvenes eligieran ese estilo de vida.
Una manera de vivir que ha truncado la vida de los propios artistas y de sus seguidores. Personas demasiado jóvenes como para comprender que en el mundo del espectáculo la mayor parte de lo que se ve y percibe es directamente mentira. O que, como mínimo, se tapan las sombras para ofrecer solo la imagen de luz y esplendor que conviene mostrar.
La frase publicitaria de “Sexo, Drogas y Rock and Roll” es solo eso, un reclamo para un estilo de vida artificial y nocivo.

 

Muchos cantantes, actores y otras figuras de la vida pública han sabido aprovechar ese reclamo para hacer ver una vida de lujos, rapidez y experiencias vitales, cuando solo se han encontrado miserias que sus equipos de publicidad han sabido esconder muy bien.
La prueba la encontramos, por ejemplo, en el conocido como “El club de los 27”, ese grupo de cantantes que encontraron la muerte a esa edad. La sociedad los ha encumbrado como ejemplos de un estilo de vida que algunos incluso creen deseable.

 

No title

Kurt Cobain, que se suicidó debido a una depresión amplificada por su adicción a la heroína; Amy Winehouse, cuya adicción a la cocaína y el alcohol destruyó una de las carreras más prometedoras del mundo de la canción.

 

Amy Winehouse f4962007 crop.jpg
Jim Morrison, uno de los grandes de la música que se ahogó en su propio vómito, ya que no pudo despertar del sueño causado por las drogas y tantos otros, elevados a héroes por la sociedad, murieron como adictos y con muchas miserias en su interior, que han convertido, gracias a los medios, en apasionantes finales épicos.

Jim Morrison 1969.JPG

¿Crees que disfrutaron de sus vidas, acabando con ellas tan jóvenes? Pues la verdad es que no. Que no deslumbren las luces artificiales, porque la realidad continúa estando detrás de ellas.

Entradas relacionadas

Deja un comentario