Todos tenemos problemas23 mayo, 2016

todos tenemos problemas

Resulta curioso que un blog tenga este nombre. Pero resulta que da igual la imagen que transmitamos a los demás. Realmente, todos tenemos dos caras. La que ofrecemos a los demás y la que realmente tenemos. Somos personas y como tales, somos complejos, llenos de miedos, inseguridades y sí, problemas.

Por suerte, muchas veces tenemos la capacidad de sobreponernos a ellos y los solucionamos, de mejor o peor manera, de forma más o menos satisfactoria. Pero realmente, lo hacemos y podemos sobreponernos a todo ello conforme podemos.

 

Cada persona esconde un mundo de inseguridades, miedos y problemas que conviven con nosotros

 

Muchas veces, nos sentimos atrapados en nuestros propios problemas y pensamos que es imposible solucionarlos. Esa desesperación hace que nos comportemos de manera irracional, guiados por los miedos y las inseguridades. A causa de esto, es fácil que nos encontremos con trampas montadas por nuestra propia mente y caigamos en ellas.

Con esta premisa, sabemos que incluso las personas más fuertes, las que parecen tener todo controlado, son susceptibles de padecer estos problemas. Quizá cuenten con más herramientas para gestionar sus temores, pero siempre hay un momento en el que se sienten atrapadas por ellos, como el común de los mortales.

Es importante conocer nuestros puntos débiles, los que nos hacen perder la fortaleza y nos hacen caer en situaciones no deseadas. Todos tenemos muchos problemas, algunos que llegan desde el día a día o por motivos excepcionales, pero siempre están ahí.

Por suerte, no tenemos que lidiar con estos problemas solos. Hay muchas personas que pueden aportar su ayuda y hacer que esos miedos puedan ser gestionados de manera correcta y que no tengan unas repercusiones graves para quien los sufre.

No hay que pensar que esos problemas que tenemos en nuestra vida no tienen solución, ya que siempre la tienen. Es posible que sea difícil conseguir solucionarlos, pero con la ayuda que nos pueden prestar en nuestro entorno, tanto por familiares como por profesionales. Solo hay que dejarse ayudar.

Entradas relacionadas

Deja un comentario